Precios

Los materiales relativos a los fondos de nuestra gama OEIC (domiciliados en el Reino Unido) se muestran exclusivamente para prestar servicio a clientes ya invertidos, y no como una nueva propuesta de inversión.

Columbia Threadneedle dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

 

Consulte el Folleto Informativo correspondiente para obtener información detallada sobre cada estructura de fondos, incluyendo las clases de acciones disponibles, los importes mínimos de inversión y las comisiones y gastos.

 

Obtenga más información sobre las diferencias entre OEICS y SICAVs.

Desde el 16 de noviembre hasta el 4 de diciembre de 2019, las fichas informativas de Threadneedle Lux October publicadas aquí contenían un error en los datos de rentabilidad neta. Dicho error se corrigió y las fichas informativas se volvieron a publicar el 9 de diciembre de 2019. Lamentamos las molestias.

 

Las rentabilidades pasadas no son indicativas de los resultados futuros. Su capital está sujeto a riesgos. El valor de las inversiones y de los ingresos no está garantizado y puede tanto aumentar como disminuir; dicho valor puede verse afectado por las fluctuaciones de los tipos de cambio. Esto significa que un inversor podría no recuperar el importe invertido. El presente documento tiene carácter meramente informativo y no debe considerarse como una oferta o una invitación para realizar una oferta de compra o venta de cualquier título u otro instrumento financiero, ni para prestar asesoramiento o servicios de inversión. Si tiene alguna duda acerca de la idoneidad de cualquier inversión, consulte a su asesor financiero.

 

En caso de que el Reino Unido abandone la UE sin alcanzar un acuerdo, los fondos del Reino Unido (tanto fondos OICVM como no OICVM) podrían sufrir un aumento en la retención fiscal en origen sobre sus inversiones al perder la condición de OICVM y dejar de ser considerados beneficiarios de la UE. Por consiguiente, se aplicarán unos tipos de retención fiscal en origen más elevados sobre los dividendos y los pagos por intereses recibidos por los fondos del Reino Unido, lo que aumentará la carga fiscal en la rentabilidad de los fondos.