Renta variable estadounidense: dos temas principales en una economía en proceso de estabilización
Insights

Renta variable estadounidense: dos temas principales en una economía en proceso de estabilización

  • Conforme nos adentramos en la fase de recuperación, el equipo de renta variable estadounidense colabora estrechamente con nuestro equipo de análisis fundamental con el fin de analizar dos temas clave que determinarán el posicionamiento sectorial y la selección de valores en los próximos meses.
  • El primer tema es el gasto en consumo. Los balances de los hogares se hallan mucho más saneados ahora que cuando salieron de otras recesiones, pero el patrón de consumo en 2021 será diferente al de la época precoronavirus. La «economía de la experiencia», que irrumpió con fuerza en la década de 2010, exhibirá el mayor crecimiento. Esto significa que los sectores del turismo, el entretenimiento fuera del hogar y el ocio saldrán beneficiados. Ahora bien, un significativo porcentaje de los viajes de negocios (quizás hasta un 50%) no se recuperará.
  • Nuestro segundo tema es cómo los cambios en los costes corporativos se traducirán en un mayor apalancamiento operativo y en una mejor rentabilidad conforme repuntan los ingresos. Trataremos de identificar aquellas compañías que han logrado recortar permanentemente sus costes operativos durante la pandemia.
  • Una presidencia de Joe Biden, pero con un gobierno dividido (si los republicanos logran el control del Senado), podría resultar favorable para los servicios públicos (donde se prevé una continuación del impulso hacia la generación de energías más limpias, lo que debería favorecer a las compañías reguladas), el sector inmobiliario, el consumo básico y los materiales. No obstante, el panorama se vislumbraría más lúgubre para la atención sanitaria, la energía y las finanzas, donde la probabilidad de que aumente el impuesto de sociedades sería menor, lo que resultaría propicio para el sector, aunque la perspectiva de nuevas iniciativas reglamentarias más estrictas podría suponer un lastre.
Dadas las perspectivas de un inminente despliegue de las vacunas, la cuestión primordial que se están planteando los inversores en el mercado estadounidense de renta variable es cómo posicionar sus carteras de cara a un retorno a la normalidad de la economía tras las perturbaciones provocadas por la COVID-19.
Esta pregunta conlleva muchas otras: ¿Cuánto durará el proceso de normalización? ¿Asistiremos a una «nueva normalidad» o más bien a una reversión del statu quo prepandémico? ¿Qué cambios podría aportar la nueva administración estadounidense?
En este contexto, el equipo de renta variable estadounidense colabora estrechamente con nuestro equipo de análisis fundamental con el fin de analizar dos temas clave que determinarán el posicionamiento sectorial y la selección de valores en los próximos meses.

El rebote será diferente al de otras fases de salida de recesión, ya que esta vez los balances de los hogares se hallan en una situación mucho mejor

El consumidor estadounidense

El primer tema clave es la recuperación del gasto en consumo. En nuestra opinión, el rebote tras la pandemia será diferente al de otras fases de salida de recesión, ya que esta vez los balances de los hogares se hallan en una situación mucho mejor. Pese a las penurias causadas por la COVID-19 en los grupos de menores rentas, muchos hogares de ingresos medios y altos saldrán de la desaceleración con una excelente salud financiera. La tasa de ahorro en Estados Unidos se disparó en 2020 hasta alcanzar el inédito nivel del 32% en abril,1 lo que refleja la escasez de oportunidades de gasto durante la pandemia, ya que la libertad de movimiento de los consumidores se vio mermada y muchos negocios se vieron obligados a cerrar de manera temporal.
No obstante, creemos que el patrón de consumo en 2021 será diferente al de la época precoronavirus. Durante la pandemia, los consumidores que no podían viajar y gastar en el sector de hostelería y ocio empezaron a invertir en mayor medida en productos para el hogar. Prevemos la inversión de esta tendencia cuando la «economía de la experiencia», que irrumpió con fuerza en la década de 2010, vuelva a exhibir crecimiento. Los sectores del turismo, el entretenimiento fuera del hogar y el ocio saldrán beneficiados.
No obstante, la aceleración de la «economía virtual» observada durante la pandemia limitará la demanda de los consumidores en otros ámbitos, ya que ciertas actividades como las videoconferencias se convertirán en prácticas habituales. A nuestro parecer, el teletrabajo se mantendrá en niveles elevados y un significativo porcentaje de los viajes de negocios (quizás hasta un 50%) no se recuperará.
Esto podría tener importantes consecuencias en muchos ámbitos. El uso del transporte público y las tasas de ocupación de oficinas probablemente se verán alterados, y los ingresos de las compañías que prestan servicios a los trabajadores de oficinas en los núcleos urbanos podrían verse mermados. Las aerolíneas y los grupos hoteleros que habían adaptado su oferta para sacar partido de las tendencias en los viajes de negocios en la era precoronavirus podrían afrontar importantes desafíos.

Atención al apalancamiento operativo

Una reducción a largo plazo de los viajes de negocios forma parte del segundo gran tema que hemos identificado: los cambios en los costes corporativos que se traducirán en un mayor apalancamiento operativo y en una mejor rentabilidad conforme repuntan los ingresos. Durante la crisis, las compañías realizaron profundos recortes de costes, aplazaron las inversiones y reorganizaron los procesos empresariales para proteger los beneficios y la liquidez. Nuestro análisis sugiere que, mientras algunas firmas tendrán que gastar conforme crecen sus ingresos, otras han llevado a cabo reorganizaciones que se traducirán en menos gastos operativos de forma duradera.
Así pues, una de las principales tareas analíticas de los próximos trimestres será identificar aquellas compañías que han logrado recortar permanentemente sus costes operativos durante la pandemia. Esto podría ser el resultado de reestructuraciones o de las cambiantes prácticas laborales en respuesta a una crisis sin precedentes, o podría deberse al mayor uso de datos y tecnologías para optimizar las operaciones.
En cualquier caso, la mejora del apalancamiento operativo que han logrado estas compañías alentará un aumento constante de la rentabilidad a lo largo del próximo ciclo económico. En nuestra condición de inversores, también debemos analizar qué compañías no despuntarán en este frente, y nuestra capacidad analítica nos permite ir más allá de la situación a corto plazo para identificar los ganadores y los perdedores a largo plazo.
Como es de esperar, el próximo ejecutivo estadounidense también incidirá en el entorno empresarial, aunque esperamos que un Congreso dividido limite su margen de maniobra. No obstante, seguimos con atención los nombramientos del gabinete del presidente electo Joe Biden y sus candidatos para dirigir las agencias reguladoras, con el fin de detectar cualquier señal sobre la dirección de las nuevas políticas.

El próximo ejecutivo estadounidense también incidirá en el entorno empresarial, aunque esperamos que un Congreso dividido limite su margen de maniobra

Nuestro análisis indica que habrá claros ganadores y perdedores sectoriales durante la presidencia de Biden. Por ejemplo, los servicios públicos figurarán probablemente entre los ganadores, ya que el impulso hacia la generación de energías más limpias debería continuar y beneficiar a las compañías reguladas en este sector. Un gobierno dividido supone un camino más complicado para la reforma fiscal, aunque incluso con unas subidas más modestas del impuesto de sociedades, las compañías de servicios públicos pueden trasladar los costes a los consumidores.
También observamos ganadores en los sectores de consumo básico, bienes inmobiliarios y tecnología, pero mostramos menos optimismo con respecto a la atención sanitaria, los servicios públicos y las finanzas (en este último sector, el panorama resulta más bien heterogéneo). La probabilidad de que aumente el impuesto de sociedades se ha reducido, lo que resultaría favorable, pero la perspectiva de nuevas iniciativas reglamentarias más estrictas podría suponer un lastre.

We would therefore caution against a rush to value and poorly performing stocks irrespective of the outlook, and would also caution investors about value traps.

15 diciembre 2020
Nicolas Janvier
Director de Renta Variable Estadounidense, EMEA
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

Renta variable estadounidense: dos temas principales en una economía en proceso de estabilización

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

20 septiembre 2021

Andrea Carzana & Natalia Luna

Gestor de Carteras & Analista temática de inversiones Sénior, Inversión Responsable

El «Objetivo 55» de la UE refuerza el enfoque de resultados sostenibles

La Comisión Europea (CE) ha desvelado la hoja de ruta del «Objetivo 55»,1 que establece la transformación para que la Unión Europea logre la meta de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% antes de 2030.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Rosalie Pinkney

Senior Credit Analyst

Natalia Luna

Senior Thematic Investment Analyst, Responsible Investment

El cambio climático dejará huella en la rentabilidad financiera de los bancos

Para los inversores que evalúan las entidades financieras, la crisis climática pronto se convertirá en algo a tener muy en cuenta. Nuestro análisis muestra que ya hay una amplia dispersión entre los líderes y los rezagados del sector.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Paul Doyle

Director de Renta Variable Europea (excluido el Reino Unido)

Avanzar por la difícil senda hacia la normalidad

Pese al nerviosismo de los mercados financieros durante el verano, esperamos que los gobiernos vayan normalizando poco a poco la política monetaria y que el crecimiento mundial se mantenga sólido.
Tiempo de lectura - 5 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.