La búsqueda de buenas oportunidades de alfa en la deuda de los mercados emergentes
Insights

La búsqueda de buenas oportunidades de alfa en la deuda de los mercados emergentes

  • La recuperación firme de la clase de activos desde el segundo trimestre ha sido igual de sorprendente que la explosión inicial de los diferenciales del pasado mes de marzo. Gran parte del universo de deuda de los mercados emergentes con alta calificación presenta actualmente unos diferenciales con respecto a los bonos del Tesoro de EE. UU. prácticamente iguales a los del inicio del año.
  • Con las valoraciones de la deuda soberana emergente en torno a las medias a largo plazo —y con los riesgos de los balances ahora más pronunciados—, somos prudentes sobre el potencial de mayor ajuste significativo de los diferenciales en la renta fija denominada en divisa fuerte. Sin embargo, las oportunidades reales de cara al año que viene siguen siendo atractivas, sobre todo cuando se acompañan de una selección de crédito sensata.
  • Una recuperación firme del crecimiento global, respaldada por una política comercial más constructiva y multilateral de EE. UU., podría generar las condiciones ideales para que las divisas emergentes recuperen parte del terreno perdido frente al dólar estadounidense.
  • La semimadurez de la deuda de los mercados emergentes ofrece buenas oportunidades de alfa en la deuda pública y privada, denominada tanto en divisa fuerte como en divisa local.
Borrar la huella que dejará la COVID-19 en los mercados emergentes podría llevar tiempo. Tras ir a la zaga en el repunte inicial de casos de las economías avanzadas en marzo y abril, los países de menor renta registraron un incremento de casos muy preocupante a finales del verano, aunque han vuelto a ser superados por la segunda ola de los mercados desarrollados (gráfico 1).
Hay motivos para creer que la distribución de la vacuna se revelará más lenta y menos amplia en los mercados emergentes que en los países más ricos, y los daños fiscales provocados en unas cuentas públicas ya de por sí frágiles podría acrecentar las vulnerabilidades.
Ahora bien, la recuperación firme de la clase de activos desde el segundo trimestre ha sido igual de sorprendente que la explosión inicial de los diferenciales del pasado mes de marzo. Gran parte del universo de deuda de los mercados emergentes con alta calificación presenta actualmente unos diferenciales con respecto a los bonos del Tesoro de EE. UU. prácticamente iguales a los del inicio del año.
Con las valoraciones de la deuda soberana emergente en torno a las medias a largo plazo —y con los riesgos de los balances ahora más pronunciados—, somos prudentes sobre el potencial de mayor ajuste significativo de los diferenciales en la renta fija denominada en divisa fuerte. Sin embargo, las oportunidades reales de cara al año que viene siguen siendo atractivas, sobre todo cuando se acompañan de una selección de crédito sensata. En lo que va de año, la rentabilidad de la deuda de los mercados emergentes sigue muy por detrás de otros segmentos de la clase de activos de renta fija.
La reducción estructural de los diferenciales en los primeros años del siglo XXI ha dado paso a un mercado mucho más cíclico; la clase de activos del crédito de los mercados emergentes muestra una evidente correlación con el crédito corporativo de los mercados desarrollados y se halla bien posicionada para una recuperación del crecimiento incluso más modesta en 2021.
Gráfico 1: Diferencia en nuevos casos de COVID-19 (media móvil de siete días)
Seeking out good alpha opportunities Fig1
Fuente: OMS, a noviembre de 2020,
Además, el entorno global de los tipos sigue siendo propicio para la rentabilidad de la deuda de los mercados emergentes, con una inflación favorable, la expectativa de que los bancos centrales mantengan su política flexible y un volumen de activos con rendimientos negativos que asciende ya a un total que ronda los 15 billones de dólares.1 Mientras tanto, las asignaciones a la clase de activos por parte de los inversores internacionales siguen siendo pequeñas, lo que sugiere que persistirán las entradas de capitales en los próximos años.
Nuestra atención se centra en los tramos de mayor rendimiento de la deuda pública y del crédito de los mercados emergentes, que han quedado rezagados con respecto tanto al crédito de mercados emergentes de mayor calidad y la deuda corporativa de mercados desarrollados con calificaciones equivalentes (gráfico 2). El rendimiento superior que ofrece la deuda de los mercados emergentes comparado con el segmento de alto rendimiento estadounidense no refleja debidamente las menores tasas de impago y los mayores valores de recuperación de la primera.
En el ámbito corporativo de los mercados emergentes, a pesar de un año difícil para los ingresos y el aumento del apalancamiento bruto, los balances cuentan en general con abundante liquidez sin utilizar y presentan potencial de desapalancamiento a medida que los mercados se recuperan el año que viene. Como siempre, cobra vital importancia ser selectivos y llevar a cabo un análisis fundamental exigente.
La deuda de los mercados emergentes denominados en divisa local también constituye una oportunidad interesante conforme pasamos a la siguiente fase del ciclo de la COVID-19. El deterioro de la solidez fiscal, por la estampida de los gobiernos para proteger sus sus economías, y la contundente expansión monetaria posible gracias a la baja inflación han dejado muchas curvas de tipos en divisa local con una inclinación poco habitual.
Sería insensato ignorar las vulnerabilidades que conllevan esas políticas a más largo plazo. Sin embargo, en comparación con lo que ofrecen las economías avanzadas, los rendimientos reales revisten atractivo incluso teniendo en cuenta la cobertura de divisas.
Y lo que es más importante para las rentabilidades, una recuperación firme del crecimiento global, respaldada por una política comercial más constructiva y multilateral de EE. UU., podría generar las condiciones ideales para que las divisas emergentes recuperen parte del terreno perdido frente al dólar estadounidense.
Como siempre, la semimadurez de la deuda de los mercados emergentes crea buenas oportunidades de alfa en la deuda pública y privada, denominada tanto en divisa fuerte como en divisa local. Seguimos centrados en aunar un análisis fundamental riguroso con el análisis macroeconómico para detectar las mejores oportunidades de riesgo y remuneración.
Gráfico 2: Rentabilidades superiores por sector en lo que va de año (YTD)
Seeking out good alpha opportunities Fig2
Fuente: Bloomberg, a noviembre de 2020.
21 diciembre 2020
Image of Adrian Hilton
Adrian Hilton
Director de Tipos Mundiales y Deuda de Mercados Emergentes
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

La búsqueda de buenas oportunidades de alfa en la deuda de los mercados emergentes

1 Bloomberg, Negative-Yielding Debt Hits Record $15 Trillion on Trade Woes, 5 August 2019.

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

20 septiembre 2021

Andrea Carzana & Natalia Luna

Gestor de Carteras & Analista temática de inversiones Sénior, Inversión Responsable

El «Objetivo 55» de la UE refuerza el enfoque de resultados sostenibles

La Comisión Europea (CE) ha desvelado la hoja de ruta del «Objetivo 55»,1 que establece la transformación para que la Unión Europea logre la meta de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% antes de 2030.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Rosalie Pinkney

Senior Credit Analyst

Natalia Luna

Senior Thematic Investment Analyst, Responsible Investment

El cambio climático dejará huella en la rentabilidad financiera de los bancos

Para los inversores que evalúan las entidades financieras, la crisis climática pronto se convertirá en algo a tener muy en cuenta. Nuestro análisis muestra que ya hay una amplia dispersión entre los líderes y los rezagados del sector.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Paul Doyle

Director de Renta Variable Europea (excluido el Reino Unido)

Avanzar por la difícil senda hacia la normalidad

Pese al nerviosismo de los mercados financieros durante el verano, esperamos que los gobiernos vayan normalizando poco a poco la política monetaria y que el crecimiento mundial se mantenga sólido.
Tiempo de lectura - 5 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.