Crédito con calificación investment grade: información sobre la estrategia
Insights

Crédito con calificación investment grade: información sobre la estrategia

Si bien el mercado del crédito con calificación investment grade (IG) arrojó unos resultados considerablemente negativos y exhibió unos diferenciales sustancialmente más amplios hacia los últimos compases del primer trimestre, las valoraciones del mercado IG se revelan ahora mucho más atractivas que a principios de año. Iniciamos el año con una posición conservadora en nuestras carteras IG y, a medida que vamos reconsiderando las valoraciones y la respuesta política a la crisis del COVID-19, nos mostramos más optimistas sobre las perspectivas para el mercado.

Análisis del mercado del 1T

La probabilidad de una recesión económica en numerosos mercados desarrollados tras el parón económico relacionado con el COVID-19 y las correspondientes medidas de aislamiento, produjo un aumento de la aversión al riesgo y de la falta de liquidez en los mercados, lo que se tradujo en una considerable ampliación de los diferenciales de crédito.

La distorsión quedó de manifiesto en la disparidad de las rentabilidades generadas por los mercados. El mercado denominado en dólares estadounidenses provocó una ampliación de los diferenciales, puesto que los bonos a corto plazo se mostraron especialmente débiles y el crédito de mayor calidad (por ejemplo, el de calificación AAA) se comportó peor que la deuda con menor calificación, tanto porcentualmente como en términos ajustados al riesgo. Por sectores, los primeros en verse penalizados fueron los segmentos más cíclicos del mercado, como la automoción y la energía, además del transporte, el ocio y los distribuidores no alimentarios. Mejor comportamiento exhibieron aquellos sectores con menor exposición al ciclo, como los servicios públicos y las telecomunicaciones.

Hace una semana, tras una inmensa respuesta política (tanto en materia fiscal como monetaria) que ha resultado impresionante por su rapidez, alcance y magnitud, los mercados recuperaron parte de su compostura, mientras que los segmentos más frágiles identificados anteriormente encabezaron el avance e impulsaron la contracción de los diferenciales en los últimos compases del mes.

Esto se produce en un momento en el que han aumentado las nuevas emisiones, existen unos buenos niveles de suscripción y las primas de las nuevas emisiones revisten atractivo. No cabe duda de que la liquidez es un arma de doble filo y, del mismo modo que hace más o menos una semana los operadores no podían o no querían comprar bonos, en las postrimerías del trimestre se mostraron reacios a poner en circulación existencias cuya sustitución podría resultarles complicada.

Actividad y perspectivas

Los diferenciales mundiales ahora están separados aproximadamente 2,5 desviaciones típicas del promedio a largo plazo (20 años), en comparación con el valor de alrededor de -0,5 observado a finales de 2019.

Entretanto, las medidas políticas descritas anteriormente contribuirán a mejorar la sustancial (aunque temporal) interrupción de la producción económica y el empleo. Más concretamente, gran parte de la repuesta política se enfoca en concreto a mantener abierto el canal del crédito. Los responsables políticos quieren evitar que una perturbación económica acabe desembocando en una crisis financiera. Políticas como la compra directa por parte de la Reserva Federal estadounidense de bonos corporativos IG, por ejemplo, han sido concebidas teniendo en cuenta los diferenciales de crédito.

Las agencias de calificación crediticia también han sido rápidas en actuar, y la posibilidad de que apliquen nuevas rebajas de las calificaciones perseguirá al mercado durante los próximos meses. Sin embargo, cabe señalar que las autoridades han pedido a los bancos y a algunos emisores corporativos que dejen de efectuar pagos de dividendos y recompras de acciones, que son medidas positivas para el crédito cuando se producen de forma aislada.

En resumen, en estos momentos creemos que los diferenciales compensan en gran medida el creciente riesgo crediticio.

Iniciamos el año con un posicionamiento conservador en nuestras carteras

La cantidad de riesgo crediticio absoluto y relativo en nuestras carteras era mucho más reducida que hace un año. Privilegiamos segmentos del mercado que muestran un comportamiento defensivo en las fases tardías del ciclo, entre los que se incluyen infraestructuras y servicios públicos regulados, así como «valores con una trayectoria de mejora del crédito» (por ejemplo, AT&T, Verizon, GE, Fidelity National AB InBev Bacardi y Becton Dickenson) en segmentos con un carácter menos cíclico.

A medida que vamos reconsiderando las valoraciones y la respuesta política a la crisis, nos mostramos más optimistas sobre las perspectivas para el mercado.

Creemos que estamos obteniendo una buena compensación con rentabilidad potencial por el riesgo de la inversión. Cabe destacar que, con los actuales niveles de diferenciales, los mercados están compensando a los inversores con varios múltiplos sobre la peor situación de impagos de la historia. En consecuencia, estamos aumentando el riesgo de crédito en nuestras carteras. Hemos reforzado la beta de las carteras desde un nivel más cercano a nuestro nivel de referencia al principio del año hasta situarlo por encima del del índice.

En vista de las complicadas condiciones de liquidez, esto se ha llevado a cabo en segmentos del mercado que nos permiten acumular riesgo sin pagar un precio excesivo por ello, como el mercado de derivados de crédito y, más recientemente, nuevas emisiones a precios interesantes (por ejemplo, P&G, Microsoft, Intel y AB InBev).

Resumen sobre la rentabilidad

En términos generales, las carteras IG long-only europeas e internacionales se han comportado bien por los motivos expuestos más arriba.

Entre los segmentos con una rentabilidad más deslucida se encuentran nuestras estrategias a corto plazo del Reino Unido. Dadas las características específicas de este mercado (incluido el efecto de la tendencia del valor del bono hacia su valor nominal o «pull to par»), solemos asumir elevados niveles de riesgo crediticio. El crédito a corto plazo también reveló un comportamiento carente de lustre en términos ajustados al riesgo, ya que los inversores buscaban liquidez. Las medidas políticas adoptadas por la Fed estadounidense están dirigidas deliberadamente a la deuda a más corto plazo, por lo que esta tendencia se ha invertido ligeramente y creemos que mantendrá ese rumbo a medida que entramos en el segundo trimestre.

Por lo que respecta a las estrategias de rentabilidad absoluta, han atravesado un periodo complicado. Iniciamos el año habiendo rebajado el riesgo de las carteras a alrededor de la mitad del riesgo crediticio de nuestro universo de inversión. Tuvimos que operar en un contexto definido por una rentabilidad total del segmento IG situada alrededor del -12% y una rentabilidad total del alto rendimiento europeo en un nivel de aproximadamente el -14% en el conjunto del trimestre.

Nota: datos exactos a 31 de marzo de 2020, a menos que se indique otra cosa. Fuente: Bloomberg.

7 abril 2020
David Oliphant
David Oliphant
Executive Director, Fixed Income
Compartir artículo
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
Compartir artículo
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

Crédito con calificación investment grade: información sobre la estrategia

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

4 mayo 2021

Perspectivas de mercado de nuestro CIO

Hace un año, mientras la pandemia de la Covid-19 se extendía por todo el mundo, discutimos el impacto en los mercados y la economía global. En este conferencia, el CIO William Davies revisa sus predicciones, expresando sus pensamientos actuales sobre cómo será esta recuperación, qué impacto pueden tener los diferentes niveles de estímulo y la velocidad de las campañas de vacunación en Europa y EE. UU., además de las tendencias estructurales que se han acelerado por la pandemia.
Watch time - 45 min
26 abril 2021

Paul Wick

Portfolio Manager

Entrevista al gestor del fondo: Threadneedle (Lux) Global Technology

¿Todavía queda potencial alcista en los valores tecnológicos o existe el riesgo de burbuja?
Tiempo de lectura - 9 min
26 abril 2021

Simon Bond

Director de Gestión de Carteras de Inversión Responsable

El mundo en movimiento hacia el ESG

Simon Bond explica el mundo de la inversión ESG, cómo ha cambiado el panorama durante la Covid-19 y cómo se inspiró para lanzar el fondo Threadneedle (Lux) European Social Bond, un fondo que busca hacer el bien a la sociedad y generar un rendimiento financiero.
Tiempo de lectura - 7 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.