Deuda mundial IG: no subestime los cambios de conducta
Insights

Deuda mundial IG: no subestime los cambios de conducta

  • Los mercados con calificación investment grade (IG) se beneficiaron directamente de los programas fiscales diseñados específicamente para mantener abiertos los canales de crédito, como los programas de suspensión temporal de empleo, los programas de préstamos directos, las moratorias en el sector bancario y el aumento de las compras de bonos corporativos.
  • Si bien podríamos asistir a un cierto número de impagos o rebajas de calificación cuando se retiren paulatinamente estos programas, la composición del mercado sugiere que esto no debería suponer una gran preocupación; además, las perspectivas de algunos sectores son igual de halagüeñas, o tal vez mejores, que en la era precoronavirus.
  • Incluso en los sectores perjudicados por la pandemia, muchas compañías con calificación IG disponen de significativas palancas que pueden activar para reaccionar, como la reducción de costes, el escalonamiento de las inversiones de capital, la gestión del capital circulante y las actividades inorgánicas, como la venta de activos, los recortes de dividendos o las ampliaciones de capital.
  • Los factores políticos conjugados con la capacidad de desapalancamiento de esta clase de activos (y de la voluntad de desapalancamiento de los equipos directivos) nos alientan a mirar al futuro con bastante optimismo —con mayor optimismo que cuando empezamos el año.
El arranque del año 2020 se vio marcado por una de las fases de expansión más prolongadas de la historia, dado que las medidas de política monetaria, cada vez más laxas, no hacían sino alargar el ciclo de crecimiento. Alentadas por dicho crecimiento y por los reducidos tipos de interés, las compañías habían venido incrementando su endeudamiento y el apalancamiento corporativo resultaba relativamente elevado antes del estallido de la pandemia.
Como consecuencia de los confinamientos provocados por la COVID-19, los gobiernos y los responsables políticos tuvieron que intervenir para evitar que una perturbación económica acabara desembocando en una crisis financiera. Con esto en mente, se diseñaron una serie de programas destinados a mantener abiertos los canales de crédito. Además de los paquetes de apoyo fiscal, como los programas de suspensión temporal de empleo, se adoptaron medidas de ayuda como los programas de préstamos directos, las moratorias en el sector bancario y el aumento de las compras de bonos corporativos.
Los mercados con calificación investment grade se beneficiaron directamente de todas estas iniciativas. Tras la ampliación de los programas de compra de deuda corporativa del Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo, la Reserva Federal estadounidense anunció en marzo que compraría bonos corporativos por primera vez.1
Si bien podríamos asistir a un cierto número de impagos o rebajas de calificación cuando se retiren paulatinamente estos programas, la composición del mercado sugiere que esto no debería suponer una gran preocupación. El principal sector del segmento IG es la banca, que se está viendo respaldada por una política económica destinada a gestionar las pérdidas. Así pues, anticipamos que la calidad crediticia se mantenga relativamente estable y que los operadores más débiles se fusionen con los más fuertes. Este sector representa casi el 25% del mercado mundial IG.2.También existen sectores cuyas perspectivas resultan igual de halagüeñas (o incluso mejores) que antes: la tecnología y la alimentación y las bebidas, que representan el 10% del mercado. Los sectores que apenas se han visto afectados por la crisis, como los servicios públicos, las telecomunicaciones y la atención sanitaria, suman otro 20%. Incluso el sector inmobiliario, que acapara el 4% del mercado aunque no constituye un sector homogéneo dada la gran cantidad de subsectores diferentes, ha cosechados satisfactorias rentabilidades en algunos ámbitos. Por ejemplo, el almacenamiento y la logística se han beneficiado del auge del reparto a domicilio y el «efecto Amazon». La distribución minorista y las oficinas han atravesado más dificultades, aunque solo representan alrededor de un 1% del mercado.
«No deberíamos subestimar el hecho de que la pandemia podría haber modificado los patrones de conducta de manera significativa. ¿Regresaremos a la oficina cinco días a la semana o se impondrá la práctica del teletrabajo?»
Incluso en aquellos sectores donde los beneficios y las operaciones se han visto perjudicados por la pandemia, muchas compañías con calificación IG disponen de significativas palancas que pueden activar para reaccionar. Una serie de medidas, como la reducción de costes, el escalonamiento de las inversiones de capital, la gestión del capital circulante y las actividades inorgánicas, como la venta de activos, los recortes de dividendos o las ampliaciones de capital, puede utilizarse y se utilizarán para proteger la calidad crediticia de los balances.
No obstante, no deberíamos subestimar el hecho de que la pandemia podría haber modificado los patrones de conducta de manera significativa. ¿Regresaremos a la oficina cinco días a la semana o se impondrá la práctica del teletrabajo? Algunos sectores podrían beneficiarse de tales cambios, como la tecnología o la alimentación y las bebidas, pero otros podrían correr peligro.
Gráfico 1: Diferenciales de la deuda corporativa IG mundial a largo plazo
Fuente: Bloomberg, 31 de octubre de 2020.
Sin embargo, las herramientas de política suelen aplicarse con más rapidez con la que se retiran. Por ejemplo, la expansión cuantitativa del BCE se prolongó durante más tiempo que el estrictamente necesario para mitigar la tensión en el mercado o reducir el coste de la deuda para las grandes compañías europeas. Más recientemente, la Fed ha afirmado que adoptará un objetivo de inflación media,3 de modo que, si la inflación supera el 2%, los tipos de interés no se subirán a no ser que dicho rebasamiento resulte duradero. Por lo tanto, prevemos que el apoyo de las políticas se mantendrá intacto durante algún tiempo.
A nivel mundial, los diferenciales entre la deuda IG y la deuda pública se sitúan en 130 p.b., a saber, su media a largo plazo (véase el gráfico 1). Mientras tanto, los rendimientos de la deuda pública y del efectivo se hallan en mínimos históricos, y los ratios PER de la renta variable alcanzan máximos de dos décadas debido a los ínfimos niveles de los tipos de descuento. En ese contexto, un activo que presente una valoración media a largo plazo resulta atractivo.
Los factores políticos conjugados con la capacidad de desapalancamiento de esta clase de activos (y de la voluntad de desapalancamiento de los equipos directivos) nos alientan a mirar al futuro con bastante optimismo —con mayor optimismo que cuando empezamos el año.
11 diciembre 2020
Alasdair Ross
Alasdair Ross
Head of Investment Grade Credit, EMEA
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
apple-podcast
Spotify
listen-on-Stitcher-badge
castbox
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

Deuda mundial IG: no subestime los cambios de conducta

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

10 febrero 2021

Video: Perspectivas de inversión para 2021

En este video de Perspectivas para 2021, Mark King, Director de Contenido, comenta junto con William Davies, Director de Inversiones & Director Global de Renta Variable, y algunos de nuestros principales gestores de carteras las perspectivas para la economía y los mercados, así como los temas, tendencias y eventos que se esperan ver en 2021.
Tiempo de lectura - 3 min
21 enero 2021

Discover our market outlook for 2021

Our investment experts share their views on markets for 2021. Click below to access all our viewpoints.
Read time - 2 min
19 enero 2021

Sonal Sagar

Gestora de Carteras, Renta Variable Británica

Renta variable sostenible del Reino Unido: respaldar los negocios responsables que salen reforzados de la crisis de coronavirus

Conforme evolucionaba la crisis de la COVID-19, los aspectos sociales (S) de la inversión ASG (criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) pasaron claramente a un primer plano.
Tiempo de lectura - 5 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.