Biden supera los 270 votos electorales, pero ¿qué depara el futuro?
Insights

Biden supera los 270 votos electorales, pero ¿qué depara el futuro?

Si bien el recuento de votos no ha terminado, parece que Joe Biden se ha asegurado los 270 votos electorales necesarios para convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos. La combinación de un estrecho margen de victoria y la posibilidad de que los republicanos conserven el control del Senado podría repercutir en las futuras políticas de la nueva administración.

Aunque el resultado todavía no es oficial, las agencias de noticias apuntan a Joe Biden como presidente electo. Puede que los medios de comunicación estén en lo cierto, pero el desenlace de la carrera presidencial y de la batalla electoral por el control del Senado sigue siendo incierto debido a los recuentos, los desempates y los desafíos jurídicos pendientes. Esperamos una mayor claridad en los próximos días, pero, en cualquier caso, el resultado no será oficial hasta que el Colegio Electoral se reúna el 14 de diciembre.

La máxima prioridad es la pandemia

Supongamos, pues, que Biden se alza con la presidencia y que los republicanos mantienen el control del Senado, una posibilidad que no sabremos con certeza hasta que se celebre una segunda vuelta (elecciones de desempate) en Georgia a principios de enero. Cabe destacar que si los republicanos solo retienen 50 escaños, entonces el voto de calidad del vicepresidente adquiere aún más importancia.

Mitigar el impacto de la pandemia de la COVID-19 en la economía estadounidense y en los ciudadanos más perjudicados será el principal desafío para Biden y su equipo. Conforme dejamos atrás el dramatismo electoral, resultará crucial que los líderes vuelvan a negociar programas capaces de apoyar a las personas, las compañías y los municipios más afectados por el virus. Dada la mayor posibilidad de un Congreso multipartidista (una Cámara de Representantes demócrata y un Senado republicano), el tamaño del paquete de estímulos probablemente será más reducido, aunque suficiente.

Habida cuenta del retraso en la aprobación de una segunda ronda de ayudas, resulta aún más apremiante la necesidad de actuar rápidamente y centrar el apoyo en los más necesitados. En la primera ronda, la velocidad fue crítica, aunque, visto en retrospectiva, el apoyo se distribuyó para demasiados fines. La sesión del Congreso saliente (conocida como «sesión del pato cojo») ofrece una oportunidad para aprobar ayudas específicas adicionales.

Un gobierno dividido podría limitar la capacidad de Biden para introducir cambios

Los demócratas esperaban una «marea azul» (color del Partido Demócrata), lo que les habría permitido controlar las ramas ejecutiva y legislativa del gobierno, pero ese escenario no parece haberse materializado. La situación de «pato cojo» no significa que nada ocurrirá, sino más bien que resulta poco probable que, salvo las ayudas relacionadas con el coronavirus y la ampliación de una «resolución continua» (CR) para autorizar la financiación del gobierno federal, apenas habrá nuevas iniciativas durante este corto periodo.

Para muchos inversores, un gobierno dividido es el resultado más favorable. En mi opinión, las elecciones y los posteriores cambios de políticas no suelen afectar la dirección a largo plazo de las medias del mercado, puesto que no suelen alterar drásticamente la forma en que la economía general funciona. No obstante, las políticas pueden afectar significativamente a sectores concretos y, a su vez, generar ganadores y perdedores. Por ejemplo, los posibles cambios en las políticas de atención sanitaria podrían influir en las actitudes de los inversores con respecto a los hospitales y los valores farmacéuticos en diferentes direcciones.

Un gobierno dividido podría limitar la capacidad de un presidente o un partido político para adoptar algunas de sus ideas más radicales. Si Biden asume la presidencia con un Senado republicano, sus propuestas de aumentar los impuestos para las empresas y los estadounidenses más acaudalados o hacer mayor hincapié en la regulación afrontarán un camino más tortuoso. Esto no significa que los impuestos no subirán, pero podría llegarse a un compromiso más moderado, es decir, un aumento del 25% en lugar del 28% propuesto. Sospechamos que un gobierno dividido también incidiría en las posibles propuestas de la administración de Biden relativas a los impuestos sobre transacciones financieras, bienes inmuebles y seguridad social. Dado el aparente apoyo de los dos partidos al denominado «impuesto de deslocalización» (offshoring tax), un gobierno dividido no implicaría cambio alguno.

Resumen

La conclusión de las elecciones permitirá a los líderes electos centrarse en la importante tarea de concebir nuevas ayudas para aliviar el daño económico provocado por la pandemia, y podríamos asistir a un periodo de volatilidad hasta que eso ocurra. Si bien Biden se acerca cada vez más a la Casa Blanca, su capacidad para adoptar algunas de sus propuestas políticas podría verse limitada por un gobierno dividido. En cualquier caso, creemos conveniente que los inversores sigan centrándose en sus objetivos a largo plazo.

Anexo: ganadores y perdedores sectoriales

El impacto de los cambios normativos varía de un sector a otro. Los analistas de Columbia Threadneedle han dedicado mucho tiempo a identificar los posibles ganadores y perdedores sectoriales en caso de una victoria de Biden, incluso si gobierna con un Senado controlado por los republicanos. A continuación describimos algunas de las conclusiones principales:

Atención sanitaria

Un gobierno dividido significa que algunas de las propuestas que habrían incidido en la inscripción de Medicare quedarán relegadas a un segundo plano, y también que los interrogantes sobre la ley de atención sanitaria asequible (Affordable Care Act) probablemente seguirán presentes. El control republicano del Senado también debería conllevar una mitigación de los temores sobre los precios de los medicamentos.

Finanzas

El panorama en este sector arroja luces y sombras. La probabilidad de que aumente el impuesto de sociedades es ahora menor, lo que resultaría favorable, pero la perspectiva de nuevas iniciativas reglamentarias más estrictas podría suponer un lastre.

Energía

Un gobierno dividido reduce la probabilidad de que se adopte un Nuevo Pacto Verde radical y podría dificultar la prohibición de nuevos permisos energéticos en tierras federales. La administración de Trump eliminó muchos trámites burocráticos para las compañías de petróleo y gas, de perforación y gasoductos; parte de esta burocracia podría volver a aparecer, incluso con un Senado republicano.

Servicios públicos

El impulso hacia la generación de energías más limpias debería continuar, lo que beneficiaría a los operadores de servicios públicos regulados, aun cuando el Senado esté controlado por los republicanos. Un gobierno dividido supone un camino más complicado para la reforma fiscal, y los operadores de servicios públicos regulados habrían sido un ganador relativo en un escenario de subida del impuesto de sociedades, puesto que dicho impuesto puede trasladarse a los clientes de las empresas de servicios públicos.

22 noviembre 2020
Colin Moore
Colin Moore
Director global de inversiones
Compartir artículo:
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
Compartir artículo:
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

Biden supera los 270 votos electorales, pero ¿qué depara el futuro?

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

4 mayo 2021

Perspectivas de mercado de nuestro CIO

Hace un año, mientras la pandemia de la Covid-19 se extendía por todo el mundo, discutimos el impacto en los mercados y la economía global. En este conferencia, el CIO William Davies revisa sus predicciones, expresando sus pensamientos actuales sobre cómo será esta recuperación, qué impacto pueden tener los diferentes niveles de estímulo y la velocidad de las campañas de vacunación en Europa y EE. UU., además de las tendencias estructurales que se han acelerado por la pandemia.
Watch time - 45 min
26 abril 2021

Paul Wick

Portfolio Manager

Entrevista al gestor del fondo: Threadneedle (Lux) Global Technology

¿Todavía queda potencial alcista en los valores tecnológicos o existe el riesgo de burbuja?
Tiempo de lectura - 9 min
26 abril 2021

Simon Bond

Director de Gestión de Carteras de Inversión Responsable

El mundo en movimiento hacia el ESG

Simon Bond explica el mundo de la inversión ESG, cómo ha cambiado el panorama durante la Covid-19 y cómo se inspiró para lanzar el fondo Threadneedle (Lux) European Social Bond, un fondo que busca hacer el bien a la sociedad y generar un rendimiento financiero.
Tiempo de lectura - 7 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.