A la espera de una recuperación con trabajos de «cuello verde»
Insights

A la espera de una recuperación con trabajos de «cuello verde»

  • Las organizaciones supranacionales y las agencias gubernamentales se situaron entre los principales emisores de bonos sociales COVID-19 en 2020. El volumen de nuevas emisiones de deuda ESG (basada en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) ascendió a 520.000 millones de USD en 2020, lo que supone un aumento de más de 215.000 millones de USD con respecto a 2019.
  • Parece probable que un mayor número de países se comprometan a respetar los objetivos de emisiones de carbono cero, así como los marcos para conseguirlos y las nuevas regulaciones. Existe una creciente tensión competitiva entre los países, ya que ninguno quiere quedarse atrás.
  • Tanto los gobiernos como los mercados de bonos canalizarán fondos hacia una recuperación verde en 2021. En concreto, la UE está recaudando 100.000 millones de EUR para ayudar a los países más afectados por la COVID-19, y la mayor parte de las emisiones tendrán lugar en 2021.
  • Tratamos de aportar mejoras al mercado (en términos de oportunidades de emisión, calidad de los bonos y rigor de la comunicación de información) y, con este fin, colaboramos de nuevo con la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA).
2021 promete ser un año decisivo. Tras la victoria de los demócratas en las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre, el mayor contaminador del mundo parece dispuesto a revocar su decisión de abandonar el Acuerdo de París. Además, parece probable que un mayor número de países se comprometan a respetar los objetivos de emisiones de carbono cero, así como los marcos para conseguirlos y las nuevas regulaciones.
Existe una creciente tensión competitiva entre los países, ya que ninguno quiere quedarse atrás. Por ejemplo, el Reino Unido intentará probablemente ir un paso por delante de Europa con su nueva agenda verde.
El plan del ministro de Economía británico, Rishi Sunak, anunciado en noviembre, de emitir los primeros gilts (bonos soberanos) verdes del Reino Unido en 20211 representa un avance decisivo. En efecto, el anuncio no solo señala la intención del Gobierno, sino que además sirve de ejemplo, ya que probablemente alentará nuevas emisiones de bonos verdes e impulsará el desarrollo de las finanzas verdes y sociales en el Reino Unido.
En Columbia Threadneedle Investments acogimos con especial agrado esta iniciativa, ya que durante mucho tiempo hemos venido haciendo campaña a favor de la emisión de un bono verde, sobre todo a través de nuestra participación en el Impact Investing Institute. La propuesta conjunta de un «Green+ Gilt», presentada por el Impact Investing Institute junto con otras organizaciones en octubre de 2020, fue respaldada públicamente por 400 inversores y titulares de activos, que representaban un volumen de activos gestionados valorado en más de 10 billones de GBP, lo que ponía de relieve el significativo apoyo existente en el mercado.2
Consideramos que parte de nuestra función consiste en promover los mercados de bonos verdes y sociales. El gilt verde del Reino Unido aporta una nota de optimismo a este arranque de 2021, año en el que el Reino Unido será anfitrión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-26). Más importante aún es el anuncio del Gobierno de que lanzará un banco de infraestructura nacional3 que podría emitir sus propios bonos verdes o sociales.
Las organizaciones supranacionales y las agencias gubernamentales se situaron entre los principales emisores de bonos sociales COVID-19 en 2020. El volumen de nuevas emisiones de deuda ESG (basada en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) ascendió a 520.000 millones de USD en 2020, lo que supone un aumento de más de 215.000 millones de USD con respecto a 2019.4 En concreto, la emisión de bonos sociales representó 160.000 millones de USD (lo que representa un aumento del 788% con respecto a 2019, que fue en sí un año récord en términos de emisión social), siendo más de la mitad bonos específicos centrados en la mitigación de los efectos de la COVID-19.5

El anuncio sobre los gilts verdes no solo señala la intención del Gobierno, sino que además sirve de ejemplo, ya que probablemente alentará nuevas emisiones de bonos verdes

No solo admiramos la magnitud de la respuesta del mercado de deuda frente a la crisis, sino también la velocidad de dicha respuesta. Estos bonos sociales COVID-19 se emitieron a finales de marzo, apenas unas cuantas semanas después de la llegada del virus a Europa.
Estos emisores pudieron responder con rapidez porque ya contaban con marcos de emisión de bonos verdes, sostenibles e incluso sociales, con directrices sobre qué tipos de proyectos podían financiar y cómo informar sobre el uso de los fondos, entre otros asuntos. Gracias a esto, lograron reaccionar a gran velocidad. En 2021, no solo espero ser testigo de una mayor emisión, sino también de la implantación de marcos similares por parte de más organismos, compañías e instituciones financieras. Esto nos ofrecería mayores oportunidades para seguir invirtiendo en estos ámbitos.
Tanto los gobiernos como los mercados de bonos canalizarán fondos hacia una recuperación verde en 2021. En concreto, la UE está recaudando 100.000 millones de EUR para ayudar a los países más afectados por la COVID-19, y la mayor parte de las emisiones tendrán lugar en 2021.6 Si bien estos fondos se centrarán en proyectos ambientales, también deberían tener beneficios sociales indirectos, en forma de trabajos de «cuello verde» en sectores como las infraestructuras verdes.

A través de nuestra colaboración con el Impact Investing Institute y la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA) tratamos de aportar mejoras al mercado, en términos de oportunidades de emisión, calidad de los bonos y rigor en la comunicación de información

A través de nuestra colaboración con el Impact Investing Institute y la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA) tratamos de aportar mejoras al mercado, en términos de oportunidades de emisión, calidad de los bonos y rigor en la comunicación de información. Con anterioridad, hemos participado en el diseño de los principios de los bonos sociales de la ICMA y nos hemos comprometido a trabajar con la asociación otro año más.
La redacción definitiva de la nueva legislación ambiental y social está prevista para 2021. Dicha legislación probablemente conllevará costes sustanciales para algunas compañías. En esta situación, ¿preferiría invertir en un fondo convencional que pudiera verse perjudicado por la regulación o en un fondo de inversión responsable que pudiera beneficiarse?
15 enero 2021
Simon Bond
Simon Bond
Director de Gestión de Carteras de Inversión Responsable
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados
Share article
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Temas clave
Temas relacionados

PDF

A la espera de una recuperación con trabajos de «cuello verde»

1 FTadviser.com, UK to launch first green gilt in 2021, 10 November 2020.

2 https://www.impactinvest.org.uk/wp-content/uploads/2020/10/Green-Plus-Gilt-Proposal.pdf, October 2020

3 The Construction Index, National Infrastructure Strategy: UK infrastructure bank, 26 November 2020

4Data from Bloomberg and International Bank for Reconstruction & Development, 31 December 2020.

5 Columbia Threadneedle analysis, January 2021

6 European Parliament, Covid-19: 10 things the EU is doing for economic recovery, 29 October 2020

Información importante

La investigación y el análisis incluidos en este documento han sido realizados por Columbia Threadneedle Investments para sus propias actividades de gestión, podrían haber sido utilizados con antelación a su publicación y están disponibles aquí de forma incidental. Las opiniones expresadas son en la fecha de publicación pero están sujetas a cambios sin preaviso y no deberían ser tomadas como consejo de inversión. La información obtenida de fuentes externas se considera fiable pero su exactitud o integridad no puede ser garantizada.

Opiniones relacionadas

20 septiembre 2021

Andrea Carzana & Natalia Luna

Gestor de Carteras & Analista temática de inversiones Sénior, Inversión Responsable

El «Objetivo 55» de la UE refuerza el enfoque de resultados sostenibles

La Comisión Europea (CE) ha desvelado la hoja de ruta del «Objetivo 55»,1 que establece la transformación para que la Unión Europea logre la meta de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% antes de 2030.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Rosalie Pinkney

Senior Credit Analyst

Natalia Luna

Senior Thematic Investment Analyst, Responsible Investment

El cambio climático dejará huella en la rentabilidad financiera de los bancos

Para los inversores que evalúan las entidades financieras, la crisis climática pronto se convertirá en algo a tener muy en cuenta. Nuestro análisis muestra que ya hay una amplia dispersión entre los líderes y los rezagados del sector.
Tiempo de lectura - 5 min
20 septiembre 2021

Paul Doyle

Director de Renta Variable Europea (excluido el Reino Unido)

Avanzar por la difícil senda hacia la normalidad

Pese al nerviosismo de los mercados financieros durante el verano, esperamos que los gobiernos vayan normalizando poco a poco la política monetaria y que el crecimiento mundial se mantenga sólido.
Tiempo de lectura - 5 min

También puede interesar

Enfoque de inversión

El trabajo en equipo nos define y es fundamental en nuestro proceso de inversión, estructurado para facilitar la generación, consecución e implementación de grandes y fuertes ideas de inversión para nuestras carteras.

Fondos

Columbia Threadneedle Investments dispone de una amplia gama de fondos de inversión que cubre diversos objetivos de inversión.

Capacidades de inversión

Ofrecemos un amplio abanico de soluciones y estrategias de inversión gestionadas activamente que abarcan mercados y clases de activos a escala mundial, regional y nacional.